Compartir

Un territorio de extraordinaria biodiversidad, casi inexplorado. Lagunas, selvas, sabanas, pantanos y palmares donde viven más de 400 especies de aves.

Nuestra provincia cuenta con diferentes escenarios naturales para el avistaje de aves. Existen parques nacionales, provinciales y reservas naturales que ofrecen opciones de diversa duración e intensidad, según los deseos de cada viajero.

Los palmares son el hábitat de especies caminantes: la colorada, el inambú, las gallinetas, el aguilucho colorado. En los esteros y lagunas hay jacanas, gallinetas y pollonas. En los márgenes de los ríos abundan las garzas: hocó colorado, mirasoles, añingas, chorlitos y playeros. En las zonas boscosas anidan los horneros y canasteros. También se observan urracas, biguaes, cigüeñas e incluso el ñandú. Sobrevolando el Chaco se ven el águila caracolera y el aguilucho pampa. Y por las noches, la lechuza, el atajacaminos y el urutaú.

El Parque Nacional Chaco es uno de los lugares elegidos por ornitólogos de todo el mundo en busca de las más de 350 especies de aves que lo habitan. Ubicado a 115 km de Resistencia, la capital provincial, cuenta con casi 15 mil hectáreas e infraestructura de primera que lo coloca como un sitio ideal para el avistaje de aves. Los que saben recomiendan completar la experiencia con un recorrido por toda la provincia, donde se podrán vivir diferentes aventuras.

Comentarios

Suscribite al Canal

Compartir