Connect with us
 
Widgets Magazine 


Postales de Chaco

¡Villa Angela… Ay! quien pudiera saber cuándo naciste

Por Carlos Danilo Pastor. Será cuando se instaló la estancia La Suiza en 1910? ¿o cuando en 1914 se vendieron los terrenos al norte de las vías? ¿o porque no, cuando los pobladores sin preocuparse de los formalismos ya en 1908 llamaban a su terruño sin nombre simplemente El Pueblito? Saberlo es una cuestión de principios… Yo me siento plenamente identificado con esos espíritus fundacionales…

Con sus sacrificios, sus arrojos y entrega, su ser solidario y hasta con el silencio contemplativo de sus solitarias noches, que, desde adentro del monte chaqueño, se elevaban como la más pura oración a Dios.

Su nombre… quién sabe? Si era por la esposa india de algún olvidado patriarca, o la imposición del acaudalado, que por ello solo, creyese con derecho a imponerlo.

No importa a esta altura… La vorágine del crecer olvidó parte de esa historia, que por entonces no se consideraba como trascendente. Eran los primeros años y había que darle duro a lo que importaba… Evidentemente escribir no lo era.

Pero en ese entonces – allá por 1914 – ya había un grupo numeroso de pobladores que, por sentido de pertenencia común, podía denominarse “un pueblo”. En sus inicios se perfilaba como un doble grupo de vecinos, separados entremedio por un desaparecido cementerio. El Pueblito – hoy Pueblo Viejo y el Pueblo, hoy el centro.

Digamos que en El Pueblito, borrado en sus orígenes, vivían descendientes de aquellos fortineros que fueron quedando en el camino por sus dolencias y achaques, cuando se conquistaba el chaco, viniendo de Tostado para encontrarse con las columnas de Salta y Corrientes, y mimetizándose con los aborígenes fueron haciendo la patria chica.

Por el otro lado, en la búsqueda del noble quebracho, y con el avasallan te ferrocarril que llega en 1913, más la mano de obra necesaria para la industria del madero que es fuertemente requerida, El Pueblo hasta se anima a tener nombre… Villa Angela nace y crece vertiginosamente en años de su primera década. Farmacia, Juez de Paz, Destacamento Policial, Casas de Comercio, Herrería, Aserradero, Ladrillaría, y hasta una fábrica de soda y chinchibira – la por entonces popular gaseosa- conforman mi pueblo de entonces.

Desde 1916, con el Registro Civil, escribir la Historia ya es más fácil. En las fondas de don Ludovico y don Benigno, se reúnen los obrajeros, hacendados y comerciantes. Era el centro obligado de los encuentros. Apareció una escuela, la 11 y hasta dos clubes rivales, Quebracho y Huracán. Era 1917. También aparece el primer cultivo de algodón, el primer cura y hasta el primer tractor.

¿Cómo no tratar de horadar las mentes de los pobladores de entonces y preguntarnos el porqué de sus rostros adustos? ¿El porqué de sus risas ?, el cómo de sus conquistas amorosas? ¿Pensar en sus bailes, en el sufrimiento por sus muertos, en las angustias por el familiar enfermo sin posibilidades de un doctor? ¿Cómo hacer para entender los profundos pensares por los familiares dejados del otro lado de los mares, en su Europa gringa?

Y en 1919, aparece el primer liderazgo con visión de futuro, que se nota en la primer Comisión de Fomento o en el primer periódico La Palanca. Dn Abelardo Casullo, Mario Pellerano y Ramón Arguelles.

En el ’20 aparece los Dres Juan Cámpora y Vicente Álvarez. En el ’21 la inundación que anticipa un destino de convivencia periódica y repetida con las aguas. En el ’22 el primer destacamento de gendarmería con 25 hombres, y que se asientan en lo que hoy es Pueblo Diaz, a casi 10 km de la ciudad. Y aparece otra Escuela en escena, la 82

En el año 1923 se crea la Municipalidad electiva, la preside el Sr. José Gea y tiene como secretarios a Máximo y a Eugenio Salom.

En el ’24 recordamos que hay crisis económica, pero a este pueblo no lo paraba nadie y seguía construyendo casas de material. En el ’25 aparece el Correo, la desmotadora Rio de la Plata y se construye la caminera La Chaqueña.

El 1926 fue un año de gran crecimiento. Nació el Club Unión Progresista, el periódico El Bien, una nueva Comisión de Fomento Municipal, y aparece la electricidad con el motor de la Usina.

En 1927 se inaugura la extensión del ferrocarril hasta Colonia El Ñandubay, la Biblioteca del Salón Israelita y se comienza la construcción de la Iglesia Católica.

Y en 1928 ya el pueblo es importante… Hasta el Banco Nación tiene su sucursal que inaugura este año. Y entre 8 y 10 horas tardaba en hacer los 100 km hasta Charata el servicio de mensajería en automóvil inaugurado.

En 1929, se instala la firma Lobato y Luengo, se lotean y comercia las tierras. Se crece y así llegamos a 1930, donde se instala la Central Telefónica, junto a la fábrica de Aceite de Molinos Rio de la Plata, la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y el primer aterrizaje de un avión que se aprovecha como vuelo de bautismo para muchos pobladores.

comentarios

Leer Mas
Anuncio

Postales de Chaco

Bienal 2018: La vaca atada será declarada “Escultura Popular” de la ciudad

En el marco de la Bienal Internacional de Escultura, la famosa vaca que da la bienvenida a los comensales del tradicional restaurante “La Vaca Atada” será declarada Escultura Popular de Resistencia. El acto se realizará el 15 de julio, a las 17, en el predio de la Bienal.

La iniciativa surgió desde el Centro Cultural Alternativo (Cecual) que dirige Francisco “Corcho” Benítez. La intención es que esta emblemática vaca de Resistencia, conocida por sus ojos saltones, su cara pícara y la flor que adorna su boca, sea considerada como parte del patrimonio cultural. También, y sobre todo, se buscará destacar el valor simbólico que tiene la Vaca en todo lo relacionado a la gastronomía, la bohemia y la cultura resistenciana.

“Desde el Cecual somos vecinos de la Vaca Atada, un lugar emblemático de la cultura popular de la provincia y de la ciudad”, recordó Benítez. “Y además de realizar acciones en conjunto, nos parecía importante en el marco de la Bienal proponerle a la gente de la Vaca y a la Fundación Urunday declarar como escultura popular de la ciudad a este personaje que se emplaza en la vereda todos los días”, explicó.

Benítez señaló en este sentido que la iniciativa también es una reflexión respecto de qué son las esculturas y cuál es su objeto. “Nos parece que la Vaca tiene una carga simbólica muy importante. Es una obra que identifica no sólo al establecimiento, sino que también resume la identidad cultural de esta ciudad, con su música, sus poetas, sus escritores y sus hacedores culturales”.

Esto es algo extraordinario”, dijo Jorge “Coqui” Di Raddo, propietario del restaurante. “Es un mérito que logra la Vaca después de tantos años de empujar en todo lo que significa nuestas costumbres, nuestra cultura, nuestra música y nuestras comidas. Cuando se entere Walter Villafañe, quien fue el creador de este animalejo, se va a sentir conmovido”, sostuvo.

Finalmente, el presidente de la Fundación Urunday, Fabriciano, se mostró muy entusiasmado con esta acción que pone a la Vaca en el lugar que se merece. “Siento tan valioso que las nuevas generaciones calibren y reflexionen desde el arte y encuentren el arte no sólo en la obra consagrada, sino en el invisible imaginario popular. Porque en algo debemos convenir: el arte es para el pueblo. Es un bien de todos”, sostuvo. Diario Primera Linea

comentarios

Leer Mas

Postales de Chaco

Fuerte Esperanza: la ciudad chaqueña que vuelve a ver

Fuerte Esperanza es una ciudad chaqueña, ubicada en el Impenetrable, a 430 km. de Resistencia. La población urbana y rural es de alrededor de 5000 habitantes, de los cuales 1589 son alumnos que nunca han recibido atención oftalmológica. Las fundaciones Dr. Nano, Visión Solidaria y Abre los Ojos, junto a la Asociación de Oftalmología del Chaco y el municipio de Fuerte Esperanza comenzaron una campaña para revertir esta situación.

Cura ojos” es el nombre de esta iniciativa, que buscará proporcionar atención oftalmológica, solucionar errores refractivos (trastorno que ocasiona visión borrosa), así como practicar cirugías de catarata y glaucoma quirúrgico en esta ciudad caracterizada por la extrema pobreza.

Para contar lo que sucede, realizaron un video en el que, por ejemplo, la directora de la Escuela Nº 87 explicó que han tenido situaciones donde los docentes hacían cambiar de lugar a sus alumnos, colocándolos más cerca o más lejos del pizarrón, sin saber que el problema estaba en su vista. Producto de esto, también se encontraron con problemas en el aprendizaje.

Previo realizar un estudio de situación, la campaña se realizará el 29 y 30 de junio y el 1 de julio. Hasta allí acudirán nueve médicos, que entregarán aproximadamente 400 pares de anteojos y realizarán numerosas cirugías de cataratas.

Pero esto no pueden hacerlo solos. Si bien cuentan con el auspicio del Consejo Argentino de Oftalmología (CAO), necesitan ayuda, tanto para los aéreos que trasladarán a los profesionales como para conseguir el total de lentes de cerca a donar. Las fundaciones se encargan de proporcionar los profesionales y la maquinaria necesaria, y cuentan con laboratorios que proporcionan las gotas oftalmológicas.

La campaña se orienta a trabajar en medicina social y a lograr, al menos en lo que respecta a la visión, una mejor calidad de vida para sus habitantes. Si, de acuerdo a datos de la OMS, más del 80% de los casos de discapacidad visual en el mundo se pueden evitar o curar, y que el 90% de los casos de ceguera evitable se desarrollan en el hemisferio sur, es esperable tanto que se encuentren con un gran trabajo por delante como que la misión finalice con un saldo más que positivo.

comentarios

Leer Mas
Anuncio  
Widgets Magazine 


Seguinos en Facebook

Lo Más Visto