Connect with us
 
Widgets Magazine 


Cocina y Recetas

Sabores de Chaco: pacú, mandioca, chipá y dulce de mamón

El aporte cultural de los inmigrantes europeos y las culturas originarias se aprecia en la amplia diversidad de los sabores regionales de Chaco.

La riquísima diversidad cultural, étnica y religiosa es el pilar fundamental que sostiene la identidad gastronómica de Chaco, que no es estática y muta permanentemente.

Durante la séptima edición de Expo Vinos y Encantos Regionales -celebrada en el Centro de Exposiciones y Convenciones de Resistencia el 4 y el 5 de agosto-, el coordinador de actividades del programa “Sabores del Chaco” -implementado por el Instituto Provincial de Turismo-, Jorge “Pulpo” Sánchez, dejó en claro que no existe un plato que represente a todos los chaqueños sino que la amplia diversidad cultural y territorial se expresa a través de los diferentes sabores.

El río tiene que ver con lo guaranítico, los pescados, la mandioca y el maíz”. El monte de El Impenetrable propone sabores más intensos, como la miel, la algarroba y la carne de chivo, así como la chacra expresa la gastronomía de los inmigrantes centroeuropeos, famosos por sus carnes ahumadas, el cordero y la pastelería”, marca diferencias el especialista.

Los sabores locales fueron revalorizados a partir de la puesta en marcha del plan “Chaco explora” en 2009. “Aunque parezca mentira, hasta entonces los chaqueños no teníamos el hábito de comer pescado. Tampoco nos procupábamos por el desarrollo de la actividad turística. En cambio, hoy Chaco es una provincia culturalmente abierta, permeable a productos y sabores nuevos”, sostiene Sánchez.

Dulce de mamón, típico de Chaco.

El fuerte impulso a la gastronomía típica se evidencia en la veintena de restaurantes de Resistencia que ofrecen platos regionales, entre los que no faltan pacú, surubí, dorado, boga, carne vacuna, de búfalo y de cerdo, sabores autóctonos de cerveza artesanal (por ejemplo, con miel o zapallo), guiso carrero, escabeche de vizcacha, cabeza guateada (carne de res con ají, chimichurri y ajo), chipá, torta parrilla (masa elaborada con harina y grasa), mandioca frita, lampreados (preparados con harina de mandioca), dulce de mamón. Algunos lugares indicados donde probar estas exquisteces chaqueñas en Resistencia son los restaurantes Nanas de Cebollas, Tres Caracoles y La Parrilla de Don Abel.

A 85 kilómetros al norte de la capital, en Puerto Las Palmas, el restaurante de la posada Costal del Puerto ofrece un inigualable risotto de pacú, tan sabroso como el pacú al limón con verduras grilladas y chipá guazú. Esta variedad de la sopa paraguaya, además de choclo licuado, incluye queso, huevo y cebolla salteada.

comentarios

Leer Mas
Anuncio

Cocina y Recetas

¿Sabes como preparar un buen Guiso Carrero? aquí te contamos

Este plato también forma parte de las comidas típicas de la provincia de Chaco, el nombre de este excelente platillo icono de la gastronómica de esta provincia, viene de que en la época colonial las ollas negras hechas de hierro de 3 patas, siempre iban colgando en la parte trasera de las carretas, por ende debido a su material siempre sonaban y los cocheros le acostumbraban a decir carreros.

Ingredientes
500Gr de carne roost beef
400Gr fideos guiseros también llamados coditos
2 cebollas
1 cebollas verdeo o cebollín
1 morrón rojo
2 choclo o maíz
1 zanahoria
3 papas
300Gr de zarpallo o auyama
4 cdas de salsa de tomate
Caldo de verdura
Aceite
Sal (al gusto)
1cdita de pimentón molido
Orégano
Hoja de laurel

Preparación

  1. En este punto de partida se pueden utilizar las ollas que desee, sin embargo por herencia tradicional se recomiendan las típicas de hierro de 3 patas (solo por tradición), más sin embargo debido a que estas ollas están hechas de hierro se recomienda manejarlas con mucho cuidado, prosiguiendo así, entonces se debe calentar el aceite e introducir la carne cortada en trozos, y darle vuelta hasta que este dorada por ambos lados.
  2. Luego se debe freír las cebollas hasta que estas estén transparentes, picar las cebollas juntos con los morrones y el cebollín o cebolla de verdeo en forma de juliana, después se procede agregar la carne, las zanahorias debidamente picadas en rodajas junto con la salsa de tomate, y el caldo de verduras se deja cocinar por alrededor de 30 minutos a fuego lento, importante que siempre se esté removiendo preferiblemente con una cuchara de madera.
  3. Luego se puede ir agregando las papas, el zapallo o auyama debidamente cortados y conjuntamente el choclo si observas que la olla está muy seca puedes agregar más caldo de verduras, luego de esto se deja cocinar a fuego lento por otros 10 minutos más. Finalmente se agregan los fideos o coditos y pruebas como esta de sal y corregirla si esta baja, si esta alta en sal se puede agregar un poco más de caldo de verduras pero no mucho.
  4. En este punto agrégale el pimentón molido, las hojas de laurel y el orégano al gusto, es importante destacar que el éxito de los condimentos es no agregarlos en grandes cantidades, para así no tener un efecto adverso, luego dejar cocinando hasta que los fideos estén cocidos y servir en platos de barro o de arcilla si se cuenta con uno de ellos para hacer más viva la tradición.

comentarios

Leer Mas

Cocina y Recetas

¿Qué comer para evitar los golpes de calor?

El verano llegó, y con él, las altas temperaturas. El cuerpo pide agua fresca, sombra y comida liviana para evitar los golpes de calor. Para eso, es bueno tener en cuenta variedades, combinaciones y sugerencias para no caer en las ensaladas de siempre. Los platos tales como ravioles con tuco, lomo al roquefort o pollo a la mostaza quedarán reservados para alguna noche fresquita y serán reemplazados ahora por frutas, carnes blancas y vegetales. Repasemos qué ideas pueden funcionar para estos días.

1- Para el desayuno, se sugiere suspender el consumo de café con leche, té o mate cocido y reemplazar por jugos naturales, licuados con leche descremada o agua, o bien, frutas de estación cortadas en trozos. Otra variedad es consumir una taza de yogurth descremado con cereales, para garantizar un desayuno energético.

2- Los platos contundentes tales como guisos, pastas o carnes rojas elevan la temperatura corporal, por este motivo, se sugiere evitarlos y reemplazarlos por: vegetales que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes junto a una porción de pollo. Se recomiendan hortalizas tales como brócoli, cebolla, espinaca, calabaza, zanahoria, remolacha y albahaca.

3- Comer un sándwich fresco y liviano también es una buena idea. Lo mejor es evitar el pan francés o pebete y reemplazarlo por pan árabe o integral. Y lo mismo con el fiambre, en vez de salame o mortadela, se podrá poner pechuga de pollo fresca, con tomate y rúcula. Y en vez de mayonesa, optar por el queso untable. De esta forma, se come sano y liviano.

4- Las ensaladas de pastas también son una alternativa viable y que genera saciedad. También es un plato digno para las reuniones con familias y amigos. Se pueden hervir fideos tipo tirabuzón o moñito, dejar enfriar, y sumar albahaca con tomates cherry. Un poco de aceite de oliva y parmesano el darán el touch especial para que sea delicioso.

5- Como colación, elegir frutas en vez de galletitas. El verano nos acerca la más variada gama de opciones para elegir: duraznos, damascos, ananá, cerezas, ciruelas, entre otras, pueden funcionar para comer algo entre las comidas y no llegar con tanta hambre al almuerzo o la cena.

6- Por último, el pescado es ideal para las épocas de altas temperaturas porque es carne fácil de digerir: el atún, el salmón, el abadejo, la merluza y el lenguado. Si queremos evitar prender el horno, lo podemos preparar a la plancha o a la parrilla junto con vegetales tales como morrón, cebolla, zanahoria, etc. Fuente: ViaGourmet.com

comentarios

Leer Mas
Anuncio  
Widgets Magazine 


Seguinos en Facebook

Lo Más Visto