Connect with us
 
Widgets Magazine 


Nacionales

Macri canceló su visita a Rosario por miedo a disturbios

Luego de anunciar que presidiría el acto, un comunicado oficial dio marcha atrás.

El Gobierno anunció anoche que el presidente Mauricio Macri canceló la visita que iba a realizar hoy a Rosario para encabezar el acto central por el Día de la Bandera, ante la posibilidad de que se generen disturbios.

Así lo confirmó en un comunicado el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. La decisión se conoció pocas horas antes del acto programado para hoy, a las 9, al pie del Monumento a la Bandera, en medio de un contexto político y social complicado, a raíz de la crisis financiera.

“Con motivo de haber recibido notificaciones de los responsables de la seguridad presidencial y del gobierno de la provincia de Santa Fe, en las que se indicaba que se debían reforzar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de que se generaran disturbios en las calles de Rosario de organizaciones políticas, se suspenderá mañana [por hoy] la asistencia del Presidente a esa ciudad para la celebración del Día de la Bandera”, dijo Frigerio.

El ministro dijo que habló con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y coincidieron en que “lo mejor es dejar que los vecinos rosarinos puedan disfrutar con tranquilidad de los festejos patrios”.

“El Presidente tomó esta decisión basado en preservar ante todo la paz y la seguridad de los rosarinos y solicitó que se informara a través de la prensa de los motivos de la cancelación de su visita”, concluyó Frigerio.

El delicado escenario llevó al frente Cambiemos, además, a suspender el timbreo nacional programado para el próximo sábado en todo el país. Algunas fuentes del oficialismo admitieron que el momento no es el más adecuado para “enfrentar a la gente” en tiempos de inflación, suba del dólar y expectativas a la baja.

“El timbreo se hará, por ahora, el sábado 30”, aseguró a la nacion el secretario general de Pro, Francisco Quintana, al anunciar la suspensión de la actividad, que se realiza una vez por mes. También se postergaron las reuniones formales con la UCR y la CC-ARI.

La mente y la energía de los funcionarios del presidente Macri pasan por la estabilización de la economía. “No es que la gente tiene incertidumbre, es que hay incertidumbre. Necesitamos un piso para después avanzar”, afirmó un referente de la alianza gobernante.

En los despachos oficiales reconocen que el ambiente en la calle no es el mejor y que la suspensión es la mejor decisión posible. “Es mejor esperar a que todo se aclare en lo económico, que pase la turbulencia y después sí retomar”, afirmaron en Balcarce 50.

Cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña, relativizaron el parate obligado. “La calle no está tan mal como dicen, va a haber una retracción de la economía, pero esto se va a sentir más adelante”, retrucaron. De todos modos, en su entorno hay consenso en que los timbreos fueron muy útiles como herramienta de acercamiento, pero “han venido perdiendo frescura y espontaneidad”. No aparece, por el momento, un “reemplazo” de esa metodología de contacto con la calle, uno de los puntos fuertes de la estrategia comunicacional del macrismo.

La sensación en el Gobierno es que salir con grandes anuncios puede ser contraproducente. “La gente no está para escuchar esas cosas, por eso lo mejor es no insistir en temas que por ahí no son tan cercanos o no tienen que ver con la economía diaria”, reconoció un funcionario que conoce la estrategia de comunicación del Gobierno.

Fuente: La Nación.

comentarios

Leer Mas
Anuncio

Nacionales

FlyBondi suspendió un vuelo por “descanso de la tripulación”

Al menos 180 pasajeros se encuentran varados en Córdoba por la cancelación de un vuelo que debía salir este martes rumbo a Mendoza.

Según informaron desde la empresa, el vuelo no se realizará y se suspende “por el descanso de la tripulación”.

“Estamos desde las 4 de la madrugada y de golpe cancelan el viaje. A cambio nos ofrecen ir en colectivo hasta Mendoza. No nos dan respuestas ni explicaciones“, dijo una pasajera en declaraciones a la prensa.

Se trata de 180 pasajeros que llegaron este martes a la mañana al Aeropuerto de Córdoba a la espera de una solución.

 

comentarios

Leer Mas

Nacionales

Cristina Kirchner casi confirmada como candidata a Presidente

Miguel Pichetto, que de estas cosas sabe mucho, lo anticipó ayer, y todavía nadie se atrevió a contradecirlo: Cristina Fernández será candidata a presidenta, y competirá contra Mauricio Macri, si es que nada raro sucede.

Su lógica es impecable. Primero, no hay otro dirigente de la oposición que junte tantos votos como ella. Segundo, como bien recordó Rosendo Fraga ayer, Cristina mandó a instalar “células” de Unidad Ciudadana en todo el país. En tercer lugar, la ex jefa de Estado tiene el mayor de los incentivos para volver a pelear en el barro: evitar que tanto ella como sus hijos vayan a la cárcel, acusados de perpetrar actos de corrupción y de fraguar documentos para ocultar la ruta del dinero malhabido.

La bomba de humo de la instalación como candidatos del espacio de Felipe Solá y de Agustín Rossi ya se está disipando. Ni uno ni otro tienen con qué empezar. Solá, porque antes de cualquier propuesta que pueda poner a consideración, será estigmatizado como un veleta. Rossi, porque no despierta entusiasmo y porque, además, Elisa Carrió empezó a investigarlo para determinar qué papel jugó en el enriquecimiento de su hermano y el crecimiento de su empresa de transporte.

Pero Cristina Fernández, además de los motivos precedentes, tiene otro muy potente para convertirse en candidata a presidenta, por más que pierda: evitar que cualquier otro aspirante del peronismo no kirchnerista se lleve el premio mayor. Ella sabe que, a cada uno de ellos, le hizo tanto daño como el que pudo, y que tarde o temprano le devolverán el favor.

El propio Pichetto, pero también Sergio Massa, Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey, Juan Manuel De la Sota y Florencio Randazzo están anotados en primera fila. Incluso Roberto Lavagna, el hombre a quienes muchos ven como el candidato ideal para competir en las PASO, tiene cuentas pendientes con la familia Kirchner, derivadas de los carpetazos que le tiraron antes y después de su paso como ministro de Economía del gobierno de Néstor.

¿Podrá Cristina hacer una buena campaña con tantos juicios abiertos en los que aparece procesada como jefa de asociación ilícita, receptora de coimas y cómplice de lavado de dinero? Solo si el dólar vuelve a descontrolarse y la economía se deteriora todavía más.

Fuente: Infobae

comentarios

Leer Mas
Anuncio  
Widgets Magazine 


Seguinos en Facebook

Lo Más Visto